Medicina en The Artemis: el consumo del café y su impacto en el corazón.

El consumo del café y su impacto en el corazón.

Un gusto en saludar a mis lectores consecuentes y a mis siempre queridos pacientes. En este entrega que muy amablemente semana a semana me permite @theartemis, y con la misma idea que siempre han leído en mis publicaciones, he querido hoy responder algunas preguntas que me hacen en el consultorio en relación al consumo del café. ¿Tomar café o productos con cafeína pudiera perjudicar mi corazón? ¿Si tomo tratamiento para la tensión arterial debo suspender el consumo de café?

El café es un producto que data del siglo XV en África, exactamente en Etiopía donde comenzaron a reconocer el efecto energizante que poseían sus granos. Sin embargo, la bebida tal y como la conocemos comienza en Arabía en el siglo XVI con una expansión a toda la región, y posteriormente su entrada a Europa a través del activo comercio de Italia en la época, siendo una especie de venta importante y exclusiva. Detrás del café se enmarcan historias fascinantes, desde la satanización a su llegada a Ámerica hasta su idealización de grandes intelectuales, cantantes poetas, y políticos alrededor del mundo. El café ha sido testigo de momentos históricos de la humanidad.

La cafeína como compuesto químico: ¿Dónde podemos encontrarla?

La cafeína es un alcaloide que proviene de la semilla del café, de las hojas del té u otros vegetales. Esta presente en el café, el té, bebidas gaseosas, bebidas energizantes, y en el chocolate. Las cantidades de cafeína contenidas en este producto pueden variar de acuerdo a su preparación.

El consumo promedio en Europa esta cercano a los 200 mg diarios según el consejo Europeo de información sobre la alimentación (EUFIC), mientras que en los Estados Unidos el consumo de esta sustancia esta alrededor de los 90 millones de personas.

Las cantidades promedio por ración podrían ser las siguientes:

  • Café (por cada taza de 150 ml) tostado y molido o instantáneo: 80-60 mg de cafeína/ración.
  • Café descafeinado (por cada taza de 150 ml) tanto tostado y molido como instantáneo: 3 mg de cafeína/ración.
  • Té de taza.(por cada taza de 150 ml): 40 mg de cafeína/ración.
  • Colas (por cada lata de 330 ml): 30 mg de cafeína/ración.
  • Chocolate en tabletas (50 g): 20 mg de cafeína/ración

Efectos del consumo de la cafeína.

El efecto mayormente percibido por quienes han consumido habitualmente la cafeína es aquel que se deriva del estimulo sobre el sistema nervioso central, por su capacidad energizante mediante la disminución de la somnolencia y el aumento del estado de alerta y vigilia. A demás permite aumentar el grado de concentración en tareas habituales.

En la actividad deportiva parece estar relacionado con un aumento neto del rendimiento, a ciertas dosis posee un efecto inhibitorio sobre el centro de saciedad hipotalámico por lo cual se puede apreciar disminución del peso corporal. Mejora la digestión mediante el estimulo en la producción del ácido clorhídrico gástrico y su consumo moderado se relaciona con la disminución de casos de cancer en hombres y mujeres.

Salud cardiovascular y consumo de cafeína.

Esta claramente determinado que los pacientes hipertensos consumidores de cafeína como en el resto de pacientes no hipertensos tienen elevaciones de las cifras de presión arterial de forma transitoria, es decir no mayores a 30 minutos luego de un consumo de 1 taza de café. La diferencia bien marcada entre un beneficio y un efecto deletéreo está en el control farmacológico adecuado del grupo de pacientes con hipertensión arterial pues, es bien sabido que al obtenerse el efecto hipertensivo de la cafeína sobre un paciente mal controlado deriva en cifras mayores que pueden generar consecuencias sobre el sistema cardiovascular.

Muchas veces el consumo de café como principal fuente de cafeína viene acompañado de otros hábitos menos saludables como el tabaquismo y el sedentarismo,el consumo de alcohol y grasa saturadas, los cuales vienen a formar parte de factores de riesgo que si están claramente vinculados con aumento de las probabilidades de enfermedad cardíaca y cerebrovascular.

¿Que cantidad debemos tomar? y ¿Qué sucede si nos excedemos?

Un consumo moderado de cafeína esta por debajo de los 300 miligramos diarios. Por encima de este valor debe existir una precaución de desarrollar:

  • Arritmias cardíacas como la fibrilación auricular.
  • Elevaciones de las cifras de presión arterial sostenidas.
  • Irritabilidad.
  • Insomnio.
  • Nerviosismo
  • Aumento de la sensación de orinar.
  • Nauseas y/o diarreas.

Luego de un consumo en altas cantidades por un período de tiempo prolongado, la suspensión brusca puede generar un síndrome de abstinencia caracterizado por dolor de cabeza, falta de atención y cambios del temperamento.

Una taza de café puede ser un aliado para el corazón.

El mito creado sobre supuestos efectos negativos del consumo de la cafeína del café, ha venido cambiando al pasar de los años, a la medida que se han discutido resultados donde se han seguido pacientes consumidores. Gracias a la contundencia de los resultados de estudios realizados por el National Institute of Health (NIH) de los Estados Unidos y publicados en la revista New England Journal of Medicine donde se incluyeron más de 400.000 personas en edades comprendidas entre 50 y 71 años durante mas de 14 años de seguimiento, demostró que tomar entre 3 a 4 tazas maximas diarias se reflejaba en reducción de mortalidad cardiovascular, por causas respiratorias, accidentes cerebrovasculares, y diabetes.

Razones de los beneficios del café en la salud del corazón.

El café ocupa el sexto lugar entre los alimentos con máyor cantidad de antioxidantes. Los polifenoles presentes disminuyen la tasa de oxidación en el endotelio arterial y por lo tanto están implicados en una reducción de la aterosclerosis, la cual es fundamental en la génesis de la enfermedad cardiovascular.

El estudio realizado por el National Institute of Health (NIH) de Estados Unidos no es el único que ha cambiado con los paradigmas sobre el consumo de café como algo perjudicial para la salud. En la misma idea, otro estudio publicado en la revista de la American Heart Association (AHA), Circulation Heart Failure, ha señalado que el café tiene un efecto cardioprotector, ya que lo asocia a una disminución del riesgo a desarrollar insuficiencia cardíaca. Sin embargo establece un límite de consumo y fija ese tope diario en cuatro tazas de cafés.

Las sugerencias finales.

Luego de todo lo que aquí les he mostrado, considero que debemos ir cambiando nuestra visión sobre el consume de la cafeína en el café, pues dismitificar tantos años de ideas adversas sin duda no es tarea fácil, pues los conceptos cambian en relación a lo que la evidencia médica seria ha señalado.

Considero que aún debemos tratar este tema con prudencia, no deseo que hoy usted se lleve la ídea de que debe consumir café todos los día, solo he querido demostrales que no es tan malo como lo han mostrado y que en su consumo moderado es posible obtener beneficios para la salud.

Espero que sea útil lo que aquí les escribí. Toda la información que obtuve esta resumida en mis redes sociales. Las imágenes son de dominio público. Si te gustó, déjame tu comentario o tu voto, sería un gusto saber que he llegado a muchas personas y haber ayudado en algo a tu salud.

SI QUIERES SEGUIRME TAMBIÉN PUEDES HACERLO AQUI.
  
Estás invitado a formar parte de Asclepio, la única comunidad de ciencias de la salud de habla hispana. Con tus publicaciones puedes emplear la etiqueta #asclepio y visitarnos en Discord

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *